4 consejos para preparar la piscina comunitaria

Llega verano, las altas temperaturas, y con ello, el cuidado de las piscinas de comunidades de propietarios para evitar disgustos en la época estival. Aquí van algunos consejos:

 

  1. Normas de uso interno

Tener un reglamento adecuado para cada piscina fomentará el respeto y la buena convivencia entre los vecinos de la comunidad. Horario de apertura y cierre, vestimenta, aforo… son algunas de las normativas que deben estar visibles para todos los propietarios.

  1. Revisión de las instalaciones

Duchas, escaleras, pavimento o azulejos internos, son algunos de los elementos que deben estar en perfecto estado de cara a la apertura de esta zona común.

  1. Supresión de barreras arquitectónicas

Los accesos a zonas comunitarias como la piscina deben estar adecuados conforme a las distintas leyes estatales y autonómicas. Así mismo, todos los elementos de protección para los bañistas, como vallados, deben ser seguros para evitar accidentes.

  1. Controles de acceso

El acceso a terceras personas es recomendable para evitar superar el aforo permitido, sobre todo en el caso de las viviendas en alquiler. Si la vivienda está alquilada, propietario e inquilino no podrán disfrutar simultáneamente de este servicio. Normalmente, salvo pacto contrario entre las partes, el arrendador pierde a favor del arrendatario todos sus privilegios con respecto al uso y disfrute de los elementos comunes.